sábado, 19 de diciembre de 2009

La "carpa" de la Plaza (Cáceres)

.

Foto C.O. El Periódico

Nuestro querido Ayuntamiento en un acto de "derroche cultural" ha apoyado y autorizado la instalación de un chiringuito de lona en el centro de la Plaza, para disfrute del ciudadano que quiera pasar las frias noches de diciembre consumiendo bebidas en su interior, y para tortura de los vecinos de la plaza que, quieran o no, han de escuchar obligatoriamente el sonido que desde el chiringuito se les transmite.
No hace falta ser un experto en la materia para saber y comprender que la instalación no reune las condiciones exigidas en los Reglamentos correspondientes, pues como uno de los promotores (José Luis Valle) reconoce en artículo de El Periódico de Extremadura, "sólo dispone de una entrada". Por otra parte los vecinos escuchan el booom, booom, de la música, lo que quiere decir que no cumple con la insonorización necesaria.
Entonces ¿por qué se autoriza? Muy sencillo: por un desprecio total hacia las normas y su cumplimiento, lo que viene a significar un desprecio absoluto a la Constitución y al Estado de Derecho.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada