martes, 23 de febrero de 2010

La Administración utiliza los mass-media para su descargo. Nosotros también

.
Fotografía de ARMANDO, diario HOY
DIARIO HOY
La Fiscalía abre diligencias por las molestias de ruido en la Madrila

Los vecinos denunciaron en mayo la situación a la Guardia Civil y el Seprona ya ha hecho mediciones
23.02.10 - 00:11 -
M. M. N. | CÁCERES.

Viven en un sinvivir, cuentan sus noches en blanco, aseguran que la Administración les ignora y su único recurso es el pataleo. Son los integrantes de Cacereños contra el ruido, muchos de ellos de la barriada de la Madrila, donde aseguran se mantiene la impunidad para quienes promueven la contaminación acústica. Les queda el derecho a quejarse por el incumplimiento entre otras disposiciones de la ordenanza municipal. Sin embargo, esas quejas han llegado hasta la Fiscalía. El pasado 8 de mayo la asociación anti ruido presentó una denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. Tras el verano, según su presidente, Antonio Durán, recibió la comunicación de la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía. El asunto toma la vía judicial y ya se han efectuado las primeras mediciones. El caso fue incluido anoche en el orden del día de la asamblea que convocó Cacereños contra el ruido en la sede de la Cámara de Comercio.
La asociación anti ruido acudió al Seprona «casi con desesperación», reconoce Antonio Durán, que también ha trasladado el problema del ruido que generan los locales de ocio y el incumpliento de horarios en la Madrila al propio Defensor del Pueblo. Destaca que uno de los cometidos específicos de este grupo operativo de la Guardia Civil es «velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y medio ambiente». Así lo resalta en su escrito al Defensor del Pueblo, al que informa de que la denuncia «fue recibida por parte de dicho servicio con duda sobre su competencia», aunque la admitió.
El asunto formaba parte del segundo punto de la asamblea ordinaria de Cacereños contra el ruido, en el que se hace alusión a las «mediciones de ruidos que se están llevando a cabo por parte del Seprona de la Guardia Civil y las diligencias abiertas por la Fiscalía».
Antonio Durán se muestra cauto, aunque espera que el proceso avance una vez que se corroboren los controles de ruido que con sus medios ha venido haciendo la Guardia Civil y que en algunos casos arrojan cifras por encima de los 90 decibelios en algunas viviendas. «Pusimos el tema en manos del Seprona y la Fiscalía lo está investigando. Nosotros nos hemos limitado a poner en su conocimiento unos hechos que consideramos graves, con trastornos de sueño, ansiedad y subidas de tensión de personas que vivimos aquí».
El presidente de Cacereños contra el ruido, cuya reelección estaba prevista anoche, ha logrado una tercera victoria con esta apertura de diligencias de la Fiscalía, y ahora se debate incluso la presentación de una querella para «impulsar la acción judicial». Con anterioridad, la denuncia al Defensor del Pueblo llevó a abrir una investigación por ruidos en la Madrila y el casco antiguo. La asociación anti ruido también ha logrado que el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura admita a trámite su impugnación de la ordenanza municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada