miércoles, 21 de marzo de 2012

Convocatoria


ASAMBLEA INFORMATIVA
Hace cuatro años un grupo de ciudadanos nos organizamos en una Asociación denominada “Cacereños Contra el Ruido” C.C.R. con el fin de combatir por todos los procedimientos legales la contaminación acústica, sus causas y sus efectos. Nació esta asociación con vocación de defender al desprotegido vecindario. “El ámbito territorial de acción es el de la ciudad de Cáceres”.
Desde entonces su labor ha sido continua y sin descanso ante las distintas autoridades competentes y el Defensor del Pueblo, viéndose obligada, no obstante, a acudir a la Tutela Judicial por la falta de atención de la Administración (Autonómica y Municipal). En ese sentido se consiguió que fueran anulados 10 art. de la Ordenanza Municipal, y recientemente la clausura cautelar de 8 locales de La Madrila.
Al objeto de informar a la ciudadanía que se considere afectada por la contaminación acústica, sobre la situación a la que se ha llegado, y con carácter informativo, se convoca esta Asamblea que tendrá lugar el lunes día 26 de marzo a las 20’00 h. en el Salón de Actos de la Cámara de Comercio, Pza. del Doctor Durán nº 2 (Cáceres).
                                                       La Junta Directiva


 



_______________________________________________________________ 


                                  

¿Es infundada nuestra querella? Recordando el 2009



Un día ya lejano de octubre de 2009, después de haberme entrevistado yaBlogger con él, Fernández Vara escribía en su Blog, con el título Un sábado especial:

 Hoy está siendo un sábado muy especial para mí. No tenía ni idea de que iba a ser así hasta esta mañana. Me levanté con menos prisa que otros días. Desayunamos María Luisa, Guille y yo juntos. Yo, mis tostadas de pan integral y ellos unos bollos caseros que ayer me regalaron en mi visita al pueblo de Casas de Don Antonio. Me bajé al despacho, hice unas llamadas pendientes y leí varios documentos. Luego nos fuimos a dar una larga caminata por los alrededores del Guadiana a su paso por Mérida. Escuché música. El último disco del Desván del Duende. Sencillamente genial. Os lo recomiendo. Comimos también los tres juntos. Echamos mucho de menos a Teresa que este fin de semana no ha venido. Después nos fuimos al cine. Acabo de llegar. ¡Un día muy especial!
Anoche estuve viendo el discurso del Principe de Asturias en la entrega de los premios que llevan su nombre. Me pareció una intervención para analizar y valorar en profundidad.
Uno de los premios fue para Raymond Samuel Tomlinson. Es el padre del e-mail y de la @. Tiene por tanto mucha culpa del nuevo mundo en el que vivimos. Y de que nosotros estemos aquí, discutiendo, polemizando o simplemente hablando. Anunció que INTERNET llegará a todas partes, incluso "la encontraremos en las puertas de los garajes". Le voy a mandar un mail para preguntarle el secreto que esconden las puertas de los garajes...
Y mañana iré a Madrid a ver a mi viejita. Espero que sea un día tan especial como hoy, aunque quizá sea pedir demasiado...
Me acuerdo mucho de los que no pueden tener días especiales, como el mío de hoy, por no tener trabajo.
Un abrazote y buena semana amigos y amigas
Guillermo
47 comentarios

No pude por menos que comentar en su Blog cómo había sido mi fin de semana:
Querido Presidente, no sabe como le envidio y lamento no poder decir lo mismo. Para mi hoy sábado ha sido igual que todos. Me levanté tarde, a eso de las nueve, con fuerte dolor de cabeza. También de cuello pues tuve que "mal dormir" en el sofá del salón, único lugar donde se escuchan con menos intensidad los ruidos procedente de locales y de la calle.
¡Ah! también le envidio por escuchar la música que libremente elige. Yo tengo que escuchar la que otros ciudadanos me colocan. Ayer por ejemplo estuve escuchando un grupo que actuaba en un bar frente a mi casa, que se llama Tubos. El grupo no sé como se llama, pero se le oia perfectamente, pues además el bar estaba con las puertas abiertas.
Tampoco fue mejor el viernes. Ese día me levanté a las 3'40, desesperado bajé junto al local que tengo debajo y comprobé que, a pesar de tener las puertas cerradas, la música y la algarabía continuaba en su interior. Entonces me espliqué por qué oía en mi cama ese insoportable bum, bum que me impedía dormir. Me dirigí a la patrulla de la Policía Local que se encontraba en las inmediaciones (con tres agentes) y les pedí que intervinieran. Un agente, con los brazos cruzados, casi sin mirarme me dijo: "esa no es nuestra misión", al preguntarle ¿entoces cual es?, en la misma posición me respondió "Eso es de los de paisano". Entoces ¿qué hago? le pregunté. La respuesta fue encongerse de hombros. Desde allí mismo telefoneé al 092, y me dijeron que darían aviso. En ese momento llegó otra patrulla. Yo me marché hacia el local que me torturaba y allí esperé 23 minutos sin que llegara ningún agente. Vi una patrulla de la Policía Nacional, les hice señas y pararon. Pero ¡sorpresa!. Tampoco era su competencia: "eso es de la Local", me dijeron. A la vista del cabreo que se me adivinaba (creo que lógico) y viendo que me dirigía hacia la puerta de emergencia del bar (por donde entraban y salian los clientes) y quizás "compadecidos", me dijeron: "espere, espere, que ya vamos nosotros". Llamaron a la puerta e hicieron desalojar el bar. Eso sí, sin denunciar infracción alguna, a pesar de ser las 4'15 de la madrugada y ser manifiesta la infracción cometida. "Nosotros no podemos denunciar", me dijeron, mintiendo por ignorancia, pués no sólo es competencia de la Policía Nacional, sino que es competencia propia y específica. A las 4'20 llamé nuevamente al 092, simplemente para decirles que ya no era necesario que enviasen a nadie, pues la Policía Nacional había desalojado el local. ¡Sorpresa! no me respondieron a pesar de insistir en mi llamada.
Regresé a mi csa, en mi querido sofá intenté dormir algo, lo que conseguí sobre las 6'30. A las siete sonó el despertador y me levanté (con gran esfuerzo), para preparar el colacao con cereales a mis hijos (de chocolate para el pequeño, y de muesli crujiente para el mayor). A las ocho cuando se habían marchado me acosté en mi cama, pero aún seguian pegando berridos bajo mi ventana, y para colmo la máquina de la limpieza hacía un ruido insoportable mientras retiraba los restos de la juerga y desinfectaba los rincones, esquinas y aceras del orín.
Lo más triste, Sr. Presidente, es que el martes ya empezó el follón, por lo que algunos sólo hemos dormido de un tirón dos días.
Por eso hace tiempo que no disfruto mucho mis días, y no sabe como le envidio.
Saludos y que tenga muchos días especiales.
Antonio Durán
24 de octubre de 2009 23:41

lunes, 19 de marzo de 2012

De vergüenza la actitud de la Alcaldesa

La actual Alcaldesa pinchando música en uno de los locales de La Madrila que continuamente está molestando a los vecinos, que han denunciado en más de una ocasión esta situación ante la Alcaldía.


Mientras los vecinos permanecemos en el olvido, a pesar de que ante la actual Corporación hemos seguido denunciando los ruidos, sin que ni siquiera se nos haya contestado, la alcaldesa, Elena Nevado, se reunirá mañana martes con los dueños de los ocho bares clausurados por Auto de la Sala 2 de la Audiencia Provincial y ofrece su «máxima colaboración»con ellos.


Cáceres se muere

Algunos recordamos nuestra ciudad, Cáceres, con sus calles del centro repletas de vida. Frecuentada por todo tipo de ciudadanos: mujeres y hombres de distintas edades, niños y niñas. Haciendo las compras diarias, tomando sus chatinos en los distintos bares etc. etc. Ahora el centro está muerto ¿Por qué? Muy sencillo, los ciudadanos que allí vivían han huido. Los incívicos los han expulsado. Y ahora ¿qué se pretende? Dicen que darle vida con más fanfarria, diversión incontrolada, etc. etc.
Recuerdo que una pareja de turistas me contó que habiendo llegado para visitar la ciudad un fin de semana, se hospedaron en una pensión de la Plaza, muy contentos por su situación privilegiada en el mismo centro del casco histórico, pero a las dos de la madrugada tuvieron que hacer las maletas y abandonar su estancia porque el ruido era insoportable.
Mediten lo que están haciendo con nuestra ciudad, pues Cáceres se muere.

A. D. M.


_________C.C.R.__________
contraelruidoencaceres@gmail.com

video

¿Manipulación interesada o incultura supina?

.
Son escandalosos algunos de los comentarios vertidos estos últimos días en los medios digitales. Se quiere hacer creer que los afectados por la contaminación acústiga somos amargados, de avanzada edad, que no nos gusta la diversión, y en definitiva que estamos en contra del "ocio".


Esto es algo de lo que generalizadamente se suele acusar a los que protestamos por la contaminación acústica, así como que estamos contra la cultura. Incluso en los medios de comunicación podemos ver como a la Ordenanza sobre Protección del Medio Ambiente en Materia de Ruidos y Vibraciones se la denomina Ordenanza del Ocio.

Ocio por definición no es más que el “estado de la persona inactiva”. Desde el punto de vista sociológico, el ocio se concibe como el conjunto de actividades a que puede dedicarse un individuo voluntariamente, para descansar, divertirse, desarrollar su información o dar su participación social voluntaria, después de quedar libre de sus ocupaciones. Esto es así, y no se puede confundir ocio con cultura, aunque nuestro tiempo de ocio pueda ser ocupado total o parcialmente con actividades culturales.

Legítimo es, pues, dedicar el tiempo libre a leer, escuchar música, visitar museos, ir al cine, presenciar espectáculos, deleitarse paseando, consumiendo bebidas o comidas, bailando contorneándose en un local adecuado, etc. etc. o simplemente permaneciendo inactivo, por lo que aquéllos que quieran dedicar su tiempo libre a eso, a permanecer inactivos, a descansar, a dormir, máxime en horas nocturnas, tienen igual derecho a hacerlo. No puede entonces prevalecer el acoso de algunos impidiendo tal derecho, dado que bajo ningún concepto existe la obligación jurídica de soportarlo.

Se confunden y están en un grave error, los que aducen que algunos estamos en contra de la cultura cuando defendemos nuestro derecho, no sólo al descanso, sino a la salud, pues la grave contaminación acústica que sufrimos nos está llevando a enfermar. Se confunden los que, para defender su ilegalidad, aducen que no nos gusta la música o divertirnos. Nos gusta como al que más. Pero sin agredir al resto de ciudadanos.

Por eso es no sólo inaudito, sino alarmante, antidemocrático, antijurídico, antisocial y de una flagrante insolidaridad, que a algunos ciudadanos se nos prive de nuestro derecho al ocio en la intimidad de nuestros hogares, permitiendo a otros ciudadanos que utilicen su ocio para agredirnos.

Antonio Durán

domingo, 18 de marzo de 2012

Al paso de la manipulación que se está haciendo

.
La noticia de la clausura, como medida cautelar dentro de un procedimiento penal abierto, ha saltado (me decía un periodista) como NOVEDAD. Para los afectados por la contaminación acústica en La Madrila no lo es, por lo que no entendemos lo de novedad. También se ha tratado "mediáticamente" de desinformar a la opinión pública. Por si alguien no se ha enterado de cual es el origen de esta historia (medidas cautelares) y que no ha surgido como novedad, le aconsejo escuche la explicación de Don Ignacio Acedo, portavoz de la Asociación, así como la lectura del Auto de la Audiencia Provincial.


.


Triunfa el sentido común

miércoles, 14 de marzo de 2012

Diario HOY


CÁCERES

«Se movía la cama, vibraban los azulejos del baño»

Cristina y Pastora cuentan su historia. La primera se marchó del barrio por el ruido, la segunda, jubilada, se resigna: «Nadie compra un piso en la Madrila»

14.03.12 - 00:16 -

MANUEL M. NÚÑEZ | CÁCERES.

Nerviosismo, taquicardias, cefaleas, insomnio... El relato del juez en su auto no ahorra detalles a la hora de explicar el impacto que ha tenido el ruido en los vecinos de la Madrila. Cita al presidente del colectivo denunciante, Antonio Durán, «atendido de posible crisis de ansiedad». O el de Pastora Vega, para la que conciliar el sueño se convirtió en una aventura imposible. O el de Cristina Moreno. Esta mujer de 41 años tomó una alternativa radical: su salida del barrio. Ignacio, otro vecino de Doctor Fleming, también requirió atención médica. Sus casos han sido determinantes en la resolución judicial. «Muchas veces he pensado en marcharme, ¿pero dónde voy? ¿Quién va a comprar un piso en la Madrila? Nadie», se pregunta y responde a la vez Pastora Vega. Pasar toda una vida en el corazón de la movida cacereña, admite, le ha salido «muy caro».

«Me he gastado mucho dinero. He pagado abogados, la querella, las cuotas de la asociación, el aire acondicionado, las ventanas especiales, hasta un ingeniero que contraté y me cobró bien. Habrán sido más de 6.000 euros. Y los disgustos. Esos no tienen precio», va desgranando Pastora mientras Matilde, que la acompaña en su vivienda, descorre la cortina para que se vea un pequeño patio de tierra junto a la calle: «Eso es un meadero cada fin de semana. Entre el ruido de por la noche y lo que te encuentras por la mañana, orines, cacas y restos de todo tipo, el panorama es penoso», resalta. Ella es una de las querellantes contra hosteleros y miembros del anterior equipo de Gobierno. Dice que Antonio Durán, del colectivo antirruido ha sido fundamental para ella. Las pastillas para dormir que se ha tomado estos años le hacen perder la cuenta. Cristina, que vivía en la calle Niza, ya se ha ido. «Casi se movía la cama y los azulejos del cuarto de baño vibraban. Fui al médico. Tenía que tomar ansiolíticos. Fue duro. Mi marido y yo decidimos irnos», recuerda.

Su vida ha cambiado: «Ahora duermo. No sabía lo que era eso por el ruido de los dos bares que tenía a la puerta de casa». Ambas expresan su alegría por el auto judicial. «Durante años nuestras denuncias se han olvidado», lamenta Cristina.

lunes, 12 de marzo de 2012

Madidas cautelares

.

La Audiencia ordena el cierre de ocho locales de copas de La Madrila ( El Periódico Extremadura - 12/03/2012 )

Cuando se te produce un nudo en la garganta, y las lágrimas afloran por mucho que intentes impedirlo, no siempre se debe a una noticia triste, embargadora o desgarradora.
Cuando tras un largo período (de 9, 20 o de 30 años) de incomprensión, de insolidaridad por parte de tus propios conciudadanos; de la misma incomprensión, pero con agravante desidia, de la llamada Autoridad Administrativa competente.
Cuando te has entrevistado, con la mejor de las intenciones con el Presidente de tu Comunidad Autónoma, Alcaldesa y Concejales “competentes”, de uno y otro signo político, y sólo has conseguido un curioso “Sí hijo, a ver qué podemos hacer”.
Cuando has dirigido a los mismos responsables más de doscientos escritos solicitando (pidiendo casi en súplica) una solución para el grave problema de contaminación acústica que sufres, sin posibilidad de descanso en tu propio hogar durante cuatro días a la semana, y de esos doscientos ni siquiera uno ha merecido respuesta por parte de “los competentes órganos administrativos”.
Cuando esta situación te ha llegado a esquilmar tu salud, llegando a un deterioro mental y físico que puso en riesgo tu vida hasta el punto de poder perderla: Que una resolución judicial venga a darte la razón, aún cuando sea en una pequeña parte dentro de un largo procedimiento, es más que suficiente para producirte un nudo en la garganta y que afloren las lágrimas.
Antonio Durán
Presidente CCR

domingo, 4 de marzo de 2012

Me lo vuelva a explicar, por favor.

.
Transcurrido casi un año de que un nuevo partido político (el PP) tomara el relevo en el Gobierno Municipal de Cáceres, la situación continúa igual, en cuanto a contaminación acústica se refiere, sin que se haya adoptado una sola medida legal y eficaz para atajar el problema. Los incumplimientos de ciertos locales, principalmente en la plaza Mayor y barrio de La Madrila continúan.
Escuchen en el vídeo con lo que se descolgó el Concejal Señor Pacheco: "El gran problema del ruido en este momento en la ciudad de Cáceres viene fundamentalmente determinado, o se produce, por el Decreto o la regulación que se hace en el Decreto del cierre de los establecimientos"

O sea Sr. Pacheco, que los bares tipo C que no pueden tener música la tengan, que los bares que tienen que cerrar a una determinada hora no lo hagan o lo hagan pero continúen con su actividad a puerta cerrada, que los que pueden tener música no estén insonorizados, que se sobrepasen los decibelios permitidos, que la Policía Local haga mediciones pero no se inicien expedientes, etc. etc. es culpa del Decreto de la Junta que establece los horarios.

¿Es decir, que un decreto que fija los horarios de cierre produce el gran problema del ruido en Cáceres!

¡Usted ha pensado bien lo que ha dicho?

Increible lo de ustedes los políticos.